Noticias

En esta factoria en EEUU de embutidos se les niega ir al baño tienen que usar panales

Se les niega ir al baño tienen que usar panales

A los trabajadores de las mayores empresas avícolas de Estados Unidos se les niega regularmente el permiso de ir al baño y como consecuencia la mayoría de ellos utilizan pañales mientras trabajan en la línea de procesamiento, revela un informe publicado por la organización Oxfam América.

Un minuto que se pierde, significa que 45 animales han dejado de ser procesados, al menos según asegura la organización Oxfam en un informe que acaba de publicar. Para evitar esos vacíos en la producción, los empleados ni siquiera pueden ir al baño: se ven obligados a llevar pañales para no parar el ritmo de trabajo si les sobreviene una necesidad, sostiene el reporte.

Se ven obligados a llevar pañales

El trabajo en la industria de la carne ha sido terrible para los trabajadores desde hace muchos años. Como ejemplo está la novela ‘The Jungle’ de Upton Sinclair de 1906, en la que documenta los abusos en esos campos de trabajo y, más recientemente, el documental Food Inc. de 2008. En el reporte mencionan que los trabajadores de las plantas de pollo ganan muy poco, además de que es un trabajo que tiene indices elevados de lesiones y enfermedades, además de que muy a menudo se experimenta un clima de miedo en el lugar de trabajo.

“Los trabajadores enfrentan dificultades para satisfacer sus necesidades humanas básicas como ir al baño, por lo que sus supervisores les dan pañales, Ellos orinan y defecan mientras están de pie en la línea de producción, restringen peligrosamente la ingesta de líquidos, tienen que soportar dolor y malestar mientras se preocupan por su salud y la seguridad laboral”, refiere el documento, basado en decenas de entrevistas con trabajadores de la industria avícola de USA realizadas entre 2013 y 2016.

“No es solo su dignidad la que sufre sino su salud, pues estas condiciones puede ocasionarles problemas graves”, dice Oxfam.

Esta investigación es parte de una campaña lanzada en octubre del año pasado para reivindicar mejores condiciones laborales en el sector.