Vida

Un niño sin hogar y sin techo mendigando en las calles de New York. Como respondio la gente me sorprendio.

Esto es un experimento para ver quien ayuda este niño sin hogar en la ciudad de Nueva York.

Es increíble como la gente pasa y no ayuda a este niño. Vivimos tan sumergidos en nuestra rutina de vida que no nos damos cuenta de nuestro alrededor. No nos damos cuenta que lo más importante somos nosotros la gente.
Es especialmente triste ver a los niños que sufren de la epidemia de vivir sin hogar y sin techo. Son especialmente impotentes e indefensos contra los elementos duros de vivir a la intemperie.

 

El problema es tan grave que muchos de nosotros evitamos el contacto visual con las personas sin hogar, y mucho menos ofrecemos cualquier ayuda. Por supuesto, si ayudamos a todos los individuos sin hogar que nos encontramos, no seríamos capaces de sostener financieramente a nosotros mismos.
Pero cuando se trata de niños, es difícil no ofrecer alguna ayuda o asistencia. ¿O es?

 

Este experimento social se creó para ver si la gente se fija o se detiene para ver un niño sin hogar en las calles. Un niño es colocado en la calle haciéndose pasar por persona desamparada sin hogar con una bolsa de basura sobre él como un escudo contra el frio. ¿Cuánta ayuda conseguira? ¿Cuántas personas evitara fijarse en el? Mire que pasa en el video.